Historia del monumento

 

En los confines del Périgord y del Bordelais, en un pueblo rodeado de viñas, descubra el yacimiento arqueológico de Montcaret, su villa (residencia aristocrática rural) galorromana y sus termas privadas con extraordinarios pavimentos de mosaico. Visitar el yacimiento arqueológico de Montcaret.
 
- Una rica residencia aristocrática. Observamos los vestigios de un comedor de planta cruciforme (triclinium) protegido en un espacio museográfico, una amplia sala de recepción de 350 metros cuadrados y aseos privados. 
 
- Pavimentos de mosaico variados. El frigidarium, el baño frío, está decorado con un mosaico compuesto por 16 teselas, 13 de ellas perfectamente conservadas, que ilustran el mundo marino (peces y crustáceos). Los pavimentos de las otras estancias están decorados con motivos geométricos y vegetales.